Esta es la historia de la primera y última vez que me enamoré. A veces pienso que todo lo que te quise de algo habrá valido. Y no me jode por los sueños, me jode por los inviernos que parecían primaveras. Ningún amor de verano podrá darte el calor que yo te daba en invierno. Y aunque te eche de menos a morir, hay amores eternos que duran lo que dura un invierno. Sigo hablando de sus ojos cuando me preguntan por mi color favorito. Desde el día que se fue la vida sigue como las cosas que no tienen mucho sentido.

domingo, 26 de enero de 2014

Ojitos azules

A veces sientes que hay un lugar solo podría ocupar alguien idéntico a él, o él.
Aún no he visto mejor paisaje que el de su clavícula desnuda, sus pendientes negros y sus ojos azules pidiendome guerra una vez más. He intentado contar sus lunares, siempre sin éxito, ya que siempre me pierdo antes entre sus besos.Nadie sabe lo que es estar a su lado y sentir la inevitable atracción de dos imanes opuestos. Y luego unirse, unirse mucho.
Que te acerque a casa, beso rápido y llegar corriendo a casa como la niña que llega tarde a casa y tiene miedo de que su padre la riña. Y que al desnudarme siga oliendo a él.
Quedar cada viernes y antes de salir del portal quedarme observandole varios minutos para luego ver dibujarse su sonrisa al verme. Que me diga lo mucho que le hice esperar y que me coma a besos. Que sepa interpretar mis silencios e incluso adivinar mis palabras. Lo mucho que me pone que me cuente lo cabron que fue en el pasado y lo mucho que me gusta como es ahora conmigo. Le seguiré emocionando cumpleaños tras cumpleaños.